Buscar

Canas tenéis los días contados

Actualizado: sep 26


¿Recordáis por qué es tan importante la alimentación para nuestra salud capilar?


Una manera sencilla de saber nuestro estado de salud de forma general es a través del cabello.

Las canas pueden tener distintos orígenes, uno de ellos puede ser por carencias alimenticias.


Empecemos recordando por qué salen las canas. ¿Por qué nuestro cabello se vuelve gris o blanco? Porque el cabello pierde su pigmentación, pierde la melanina.

Pero hay otro factor que puede incidir en esta pérdida de color. Recientes investigaciones confirman que las personas canosas, sufren esta pérdida de melanina debido a una reacción química que modifica su actividad normal. Es un efecto en cadena que se inicia con la reducción de la enzima MSR encargada de neutralizar el peróxido de hidrógeno (depositado en los folículos pilosos) que originamos en nuestro metabolismo, y cuya acción inhibe otra enzima primordial, la tirosinasa, que es la impulsora de la producción de melanina. Esto es lo que ocasiona que se decolore nuestro cabello, de adentro hacia afuera.



Entonces, ¿podemos revertir el “efecto canas” a través de la alimentación?


Sin duda alguna nos ayudaría muchísimo. Una alimentación equilibrada contrarresta la aparición de canas.

Una buena dieta que englobe los nutrientes necesarios para la salud del cabello como las proteínas, los aminoácidos, el colágeno, los minerales y las vitaminas pueden hacer frente a los efectos del peróxido de hidrógeno y así ayudar a mantener nuestra melanina.


Otra ayuda importante a nivel tópico es GR-7 Professional.

Indudablemente, GR-7 Professional vehiculiza y equilibra correctamente todos los nutrientes hasta el cuero cabelludo penetra umentando la producción de melanina e hidratación, restaurando así el color natural del cabello.




¿Qué macronutrientes y micronutrientes son necesarios para una buena salud capilar?


Los macronutrientes son beneficiosos para el aporte de energía, fuerza y vitalidad para un buen cuero cabelludo fuerte y sano. Destacamos:

- Hidratos de carbono (glúcidos): arroz, pan, pasta y cereales.

- Proteínas: carnes, pescados, huevos, legumbres y frutos secos.

- Grasa (lípidos): carnes, lácteos, aceites de oliva, linaza, cártamo, pescados, frutos secos y aguacates.



Los micronutrientes son beneficiosos para un buen flujo sanguíneo que alimente y fortalezca los folículos pilosos para su crecimiento y renovación celular. Destacamos un grupo de vitaminas y minerales:


- Vitaminas:

Vitamina A lubrifica el folículo piloso, estimula el crecimiento del cabello y previene la caspa.

Se encuentra en alimentos como aceite de oliva, huevos, leche, anacardos y zanahorias.


Vitamina B ayuda a descomponer las proteínas y aminoácidos necesarios para el adecuado crecimiento del cabello, propiciando un buen flujo sanguíneo para nutrir bien los folículos pilosos favoreciendo un correcto ciclo capilar y regeneración celular. Además de prevenir las canas con la producción de melanina y caída del cabello.

B1 (Tiamina) pan, frutos secos, huevos, levadura cerveza y cereales

B2 (Riboflavina) ternera, espinacas, espárragos, brócoli y salmón

B3 (Niacina) levadura, cereales, semillas, atún y salmón

B5 (Ácido pantoténico)carnes, huevos, verduras y granos de cereales

B6 (Piridoxina) carne de ave, pescado, patatas, garbanzos y plátanos

B7 (Biotina) legumbres, carnes y pescados

B9 (Ácido fólico) verduras de hoja verde, cereales y nueces

B12 (Cobalamina) pescados azules, huevos y legumbres


Vitamina D favorece la creación de folículos pilosos y absorbe el calcio. Se encuentra en el queso y el salmón.


Vitaminas C y E previene la pérdida de cabello, es importante para la producción de colágeno y pigmentación del cabello.

La C se encuentra en los cítricos, kiwis, fresas, pimientos, brocóli y aguacates.

La E se encuentra en los frutos secos, verdura de hoja verde y aceites vegetales.



- Minerales:


Hierro fabrica la hemoglobina que transporta el oxígeno a los folículos pilosos y aumenta la pigmentación del cabello.

Se encuentra en las espinacas, lentejas y la carne roja.


Zinc refuerza la pérdida de cabello y repara su tejido.

Se encuentra en las ostras, huevos, pipas de calabaza, patatas, apio, berenjenas y el chocolate negro.


Azufre favorece la producción de queratina y colágeno y fortalece el pelo quebradizo y débil.

Se encuentra en las carnes blancas, hígado, almendras y huevos.


Cobre es clave para la pigmentación del cabello, se encuentra en los mariscos, espinacas y nueces.


Magnesio importante en los procesos metabólicos y acciona las reacciones enzimáticas para el cabello, se encuentra en las almendras, castañas, dátiles y plátanos.


Esperamos que estos datos hayan sido de vuestro interés y hayan dado respuesta a vuestras dudas. Hemos citado algunos de los tantos alimentos de los que podemos encontrar tanto en vitaminas como minerales. Ahora es el momento de cambiar vuestros hábitos para poder cuidar mejor vuestro cabello y autoestima.



29 vistas0 comentarios